Cómo sobrevivir a una mudanza

Las mudanzas pueden ser duras y agotadoras. Como ya todos sabemos porque nos habrá tocado alguna vez, en primer lugar hay que recoger la casa de la que nos vamos a ir. Tenemos que meter todo en cajas, embalar los artículos más frágiles y preparar todo para que el día clave esté listo.

Una vez que tenemos todo empaquetado hay que proceder a la limpieza, ya que tenemos que dejar la vivienda que abandonamos en perfecto estado.

Luego finalmente llega el día de la mudanza, hay que meter todas las cajas en el camión con la ayuda de los transportistas o si hemos decidido hacerla nosotros mismos tendremos que pedir ayuda a algún amigo o familiar porque una sola persona es imposible. El día de la mudanza tendremos que meter todas las cajas en la furgoneta o vehículo del que dispongamos, e incluso será necesario hacer varios viajes.

Posteriormente, una vez que tenemos ya todos los muebles y cajas en nuestra nueva casa tenemos que organizar todo: montar sofás y muebles, poner todos electrodomésticos, colocar todas nuestras, colgar en perchas nuestra ropa…

En definitiva, una mudanza puede ser muy agobiante por eso en este artículo os vamos a decir algunos trucos para poder sobrellevarla. Aunque os confesaré mi mayor secreto: yo siempre que he tenido que hacer alguna el día siguiente me pego un homenaje, acudo a una clínica estética. En la última ocasión fui a Artestética y me hice un tratamiento facial, aunque también disponen de cirugía corporal o mamaria, entre otras ofertas.

En esta clínica desde el año 1999, intentan conocer los deseos y aspiraciones de sus clientes. No son magos, pero sí saben cómo ayudarte y vaya si lo hacen bien.

La experiencia de los médicos, la profesionalidad del equipo de Artestética, su formación continua y la alta tecnología que utilizan en los tratamientos les ayudan a conseguir el bienestar de sus clientes.

Ahora que ya os he confesado el mayor secreto para poder salir de una mudanza de la mejor de las maneras, os contaré algunos trucos que seguro que os vienen muy bien si tenéis una a la vista.

Trucos para poder sobrellevar una mudanza

  • Previsión: planea todo con tiempo, no lo dejes todo para el último día. Así si tienes tiempo libre y las llaves de tu nuevo hogar puedes ir llevando cosas los días anteriores.
  • Cajas: puedes pedir cajas en establecimientos comerciales y seguro que te dan alguna, ya que no las necesitan. Aquí puedes ir metiendo toda tu decoración, recuerdos y todos los artículos que tengas.
  • Ropa: ordena la ropa según su función y época del año. Es decir, pon en una caja toda la ropa de verano, en otra la de invierno, también puedes hacerlo atendiendo a qué es lo que más te pones y lo que no.
  • Etiquetas en las cajas: pon nombre o etiquetas en cada una de las cajas, así no tendrás que ir abriendo cada una de ellas para saber qué hay en su interior.
  • Embalaje: no te olvides de embalar todos los artículos que sean frágiles, ya que no querrás perder ni romper nada en la mudanza.
  • Muebles adicionales: si te mudas a una vivienda más grande y vas a tener que comprar algunos muebles o electrodomésticos puedes comprarlos antes y hacer coincidir el mismo día para que no tengas que estar durante semanas teniendo que limpiar, montar y adecuar tu hogar.