Reformas multimillonarias

Reformas multimillonarias

dining-room-1158266_640

Todos somos conocedores de que una reforma integral en el hogar, e incluso parcial, puede llegar a gastar nuestros ahorros en un visto y no visto, por eso siempre aconsejamos tener claro el presupuesto que tenemos antes de lanzarnos a contratar servicios o comprar productos para nuestro nuevo diseño. No sería la primera vez que alguien, con un dinero ahorrado, se pone a reformar su casa sin presupuestar nada, lanzándose a la aventura, y acaba en números rojos tras ver arrasados todos sus ahorros.

También puede ser que tengas tanto dinero que te dé exactamente igual lo que cueste dicha reforma porque hasta cuando lloras, lo que cae de tus ojos son billetes de 100 en lugar de lágrimas, que aunque he visto casos parecidos (sin el lloro claro está) no es lo normal.

En una ocasión tuve que decorar una casa, con reforma incluida de cocina, baño y salón-terraza en la que no me dieron presupuesto porque querían que hiciera lo mejor y pusiera lo mejor bajo unos criterios de estilo acordados previamente pero lo que más me sorprendió fue que, al tercer día de estar allí, la mujer se me acercó para decirme que se me empezaban a notas las patas de gallo y que ella conocía a la mejor clínica estética para solucionar el problema. Por lo visto tenía razón porque no es la primera persona que me habla de Obes Corporación, de hecho mi cuñada se hizo el bypass gástrico allí, pero lo verdaderamente asombroso de todo esto es que me habló de la clínica como si todos los meses estuviera haciéndose algo y gastando el dinero sin problema y se ve que se pensaría que es algo normal porque me aconsejaba terapias a punta pala carísimas, eso sí, también bajo las mejores manos de especialistas profesionales del sector.

Aunque nada de esto es de extrañar, porque el pequeño grupo de personas ricas de este mundo se gasta el dinero en cosas insospechadas. Por ejemplo, la mayor debilidad de los multimillonarios son los yates, es impresionante la cantidad de dinero que se pueden llegar a gastar en ellos. A veces cuestan más que una casa, y no hablo de una casa normalita como podemos tener la mayoría, no, hablo de lujosas casas en el centro de las ciudades que ya cuestan, de por sí, una auténtica pasta.

Entre los hobbies más típicos de estos adinerados residentes del planeta tierra está el arte, la aviación, viajar y jugar al golf. Lo de jugar al golf no lo entiendo mucho, tiene pinta de ser aburridísimo, y lo de la aviación no es algo que me llame demasiado, ahora bien, eso de viajar y el arte es algo que muchos quisiéramos tener o hacer sin mirar el bolsillo ¿o no? Pero claro, no todos podemos viajar todos los veranos, ni siquiera cada dos o tres así que, nos aguantamos ¿qué otra opción tenemos?