La cena perfecta en tu casa

La cena perfecta en tu casa

Está de moda eso de cenar en casa. Ahora mismo ya no  hace falta ir a un restaurante de lujo para disfrutar de una velada maravillosa. Lo importante es tener ganas de pasarlo bien, un grupo de amigos y unas pocas nociones de cocina. Sobre todo cuando se llega a los 40 años, eso de salir de casa da cierta pereza, por eso nuestra recomendación es que te quedes montar una magnífica cena en tu hogar. Toman nota.

Antes de comenzar tendrás que invitar a toda la gente que quieras que esté. Un detalle que hace sentir muy bien a los invitados es que les dejen traer el vino. Es un detalle pequeño pero sirve para comenzar  a que la noche fluya. Y es que es muy incómodo presentarte en una casa con las manos vacías.

Por su parte, el anfitrión tendrá que hacer que los invitados se sientan como en su casa. Si tienes espacio en casa, prepara una mesa algo más elaborada con detalles personalizados. Se necesita poco para preparar una mesa con encanto y tus amigos se lo merecen, todo, ¿verdad?

Y luego no puede faltar el menú. No tienes que ser una estrella michelín para poner en marcha estas recetas que te recomendamos. Por ejemplo, unas croquertillas, una manera especial de servir croquetas originales y sorprender a los amigos. Es decir, unas croquetas de tortillas de patatas. Es como hacer tortilla, pero una vez que lo tengas preparado, darle forma de croquetas.

Ingredientes (para 10-12 unidades)

  •   5 patatas medianas
  •     1 cebolla
  •     7 huevos
  •     Aceite de oliva virgen extra
  •     Sal
  • Para rebozar
  •     2 huevos batidos
  •     Harina
  •     Pan rallado

Otra de las cosas que más nos gustan son las cenas temáticas: una noche italiana, cena de asiática con degustación de sushi, cena de maridaje de quesos y vino… a continuación te vamos a dar algunas ideas. Por ejemplo, hacer  una fondue. Esta comida típica de Suiza consiste en sumergir con un pincho pequeñas piezas de alimentos en líquidos calientes como queso derretido, aceite o chocolate en una pequeña olla común para todos los amigos que se coloca en el centro de la mesa generando un ambiente muy agradable.

Ojo con los alérgicos

Eso sí, en los tiempos que corren debes tener en cuenta algunos detalles como las intolerancias o alergias alimentarias de tus invitados. Así que habrá que preguntar antes. No nos gustaría que una noche tan especial hubiera que terminarla en el hospital o en urgencias. Ahora mismo es fácil y hay muchos alimentos que ya vienen con todo tipo de detalle.

Por supuesto, sorprende a tus amigos con un rincón para preparar los gin tonics de después de cenar o con un postre saludable para chuparse los dedos.

En una cena no pueden faltar los juegos. Hay muchos. Por ejemplo, en la última que hicimos, como era en una bodega, donde podíamos hacer ruidos jugamos a Furor. Seguro que recuerdas aquel famoso concurso de cantar entre celebreties que hacían en Antena 3. Es muy divertido. Solo tienes que dividir a la gente en dos equipos, lo idóneo es entre chicos y chicas, y comenzar a hacer pruebas de cantar. Por ejemplo, decir una palabra, ‘corazón’, y que los grupos piensen canciones que contengan esa palabra. Te lo vas a pasar pipa. Además si tienes espacio, también podéis jugar al juego de las sillas. Eso sí, el ganador tendrá un premio. En nuestro caso fue una botella de vino.

Juegos

Si no eres de juego y simplemente quieres charlar, pues es el mejor momento para recordar batallas pasadas. Es decir, puedes poner música de fondo y comentar aquellos años en el instituto, o esas fiestas del pueblo que fueron insuperables. Es el momento perfecto para comenzar a tomar copas. Ahora viene otra de las recomendaciones, si quieres ser un buen anfitrión sirve las copas en condiciones. No busques esos vasos de plástico porque así no tendrás que lavarlos. Eso nunca, por favor. Nuestra recomendación es que lo tomes en copas Giona, que dan ese toque revolucionario y de calidad a la bebida. Es ideal si tomáis gin tonics.

Ya has visto que es muy fácil realizar una velada entre amigos y pasarlo divino. Solo hay que tener ganas y moverlo. Eso sí, tu cuenta corriente ye lo va a agradecer porque organizar este tipo de fiestas sale más barato que ir a cualquier restaurante y discoteca de la ciudad. Si sigues estos consejos ya verás cómo consigues triunfar y lo volveréis a hacer más veces. Ahora bien, no tiene que ser siempre en tu casa.