Cortinas o persianas ¿Cómo elegir?

Cortinas o persianas ¿Cómo elegir?

Cuando se trata de elementos que puedan ayudar a mejorar la visual de una habitación, las cortinas o persianas siempre son una buena opción, el asunto es que pocas veces logramos encajar, una u otra, de la forma correcta. Principalmente esto se debe a que son bastante similares y pueden llegar a confundirnos.

Las cortinas y las persianas no son elementos desconocidos para nadie, en todos los hogares podemos encontrarlas, ver los cambios de modas y los avances tecnológicos en ellas, pues por lo general en las casas de los abuelos hay cortinas muy tradicionales, mientras que en casa de jóvenes adultos, suelen ser más ligeras y alegres. Lo mismo pasa con las persianas, no son los mismos sistemas a día de hoy, que los sistemas que había hace 15 o 20 años.

Si bien cierto que hay muchas similitudes y también muchas diferencias entre ambas, por lo que es importante aclarar todas las dudas que podamos tener entre unas y otras, para así lograr elegir la que mejor se adapte a nuestros espacios. Para eso, tenemos que empezar por conceptualizar y encontrar las diferencias, de manera que podamos visualizar la que encaja mejor en esa habitación que todavía falta por terminar.

Las cortinas

Las cortinas son piezas de tela móviles que cubren las ventanas o ventanales. También son ideales para impedir total o parcialmente el paso de luz y la visibilidad desde el exterior.

Siempre confeccionadas a partir de tela, las cortinas ayudan a armonizar el ambiente con su movimiento, flexibilidad y variedad de diseños y colores. Según los profesionales de Replus, ayudan a transformar los espacios en áreas más privadas y acogedoras al filtrar el paso de corrientes de aire logrando regular la ventilación del interior

Existe una gran variedad de tejidos que se pueden usar para los diferentes tipos de cortina. En el mercado se pueden encontrar telas ligeras que permiten el paso de la luz, o telas más gruesas que ayudan a mantener la privacidad. Los tejidos más usuales para cortinas en el hogar son:

  • Seda: Se trata de la tela más lujosa dándole un toque muy formal y muy ligero. Su principal inconveniente es el mantenimiento y limpieza, ya que son muy costosas de limpiar. Su confección tiene una mayor complejidad que el resto de telas y es la opción menos económica
  • Algodón: Muy fácil de coser, teniendo muchas opciones en colores, estilos y patrones pudiendo elegir un corte clásico, elegante o casual. Son fáciles de limpiar y mantener. Son muy duraderas en el tiempo y son la opción más económica para el consumidor.
  • Lino: Su confección permite optar por un resultado más ligero o muy pesado dando como resultado un producto de decoración extraordinario. Este requiere de limpieza y es recomendable que sea realizada por una empresa especializada, al no ser un tipo de tela que se pueda lavar en casa. Se trata de un tejido menos económico que la seda pero no tan económico como el algodón.
  • Telas sintéticas: El nylon y el poliéster son las telas cuyo mantenimiento y limpieza resultan más fácil y cómodo. Su durabilidad es mayor que el resto de las telas siendo más económicas y con óptimos resultados.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar cortinas?

Las cortinas llevan en los hogares muchísimo tiempo y siguen siendo parte fundamental de la decoración, esto se debe a que hay una serie de ventajas que aportan un valor interesante a la habitación. Algunas de ellas son:

  • Existe diversidad de tipos de telas, colores, longitud y grosor, que se pueden elegir de acuerdo a los requerimientos de los espacios.
  • A las cortinas de telas convencionales se les puede instalar un dispositivo que facilite la automatización de la apertura y cierre.
  • Según el tipo de material impiden en mayor o menor medida el ingreso de rayos solares en el interior de la habitación.
  • Son de fácil limpieza, solo se necesita sacarla del sistema, lavarla, dejar secar y volver a colocarla, siempre y cuando se trate de telas sintéticas o algodón.
  • Protegen los elementos del espacio y evitan el deterioro y decoloración de tapizados, pisos, alfombras y muebles.

Las persianas

Una persiana es un elemento mecánico que se coloca en el exterior o interior de un balcón o ventana para proteger las habitaciones de la luz o el calor. Las persianas pueden fabricarse de diferentes materiales si bien el plástico PVC y el aluminio son los más populares por su ligereza y resistencia al deterioro.

La persiana presenta un doble movimiento de apertura y cierre que se manifiesta por lo general en una acción de subida y bajada. El sistema más habitual consiste en enrollarla para recogerla en un tambor superior y desenrollar para desplegarla; para lo cual, la persiana se compone de listones que se pliegan o enrollan según el sistema que posean.

Antes de elegir la implementación de persianas en las habitaciones es primordial evaluar el estilo y las dimensiones de la habitación, la superficie de la ventana y el color, así como el presupuesto disponible para tal fin.

¿Cuáles son las ventajas de instalar persianas?

Instalar persianas en una habitación proporciona un sinfín de ventajas relacionadas a la funcionalidad, estilo, iluminación, protección, presupuesto y limpieza, algunas de ellas son:

  • Pueden ser operadas de manera automática o manual
  • Están disponibles en diversidad de estilos tales como las romanas, venecianas, y enrollables, entre muchos otros
  • Impiden la entrada de grandes cantidades de polvo
  • Facilitan el ingreso de una cantidad determinada de luz
  • Resultan económicas

¿Cómo elegir entre cortinas y persianas?

Algunos de los elementos que pueden ayudar a determinar la mejor alternativa para elegir entre cortinas o persianas están relacionados con el lugar donde está ubicada la residencia, las preferencias estéticas, las medidas y el propósito que se tenga.

Por ejemplo, las persianas se recomiendan para hogares con una decoración simple o minimalista, mientras, que las cortinas son para los que desean una apariencia más lujosa, al igual, que permiten utilizar el mismo material en todas las habitaciones de la casa e incluso, ofrece la posibilidad de hacerlo coincidir con otras partes de la decoración, como los cojines.

Hay algunos aspectos que pueden darnos más luces en relación a cómo elegir la opción que más nos conviene según el espacio; los que compartiremos a continuación, son algunos de los más importantes:

  • Tamaño de la habitación

Las cortinas largas son más adecuadas para habitaciones espaciosas, mientras que las persianas son la mejor opción para espacios compactos y otras áreas cargadas de humedad como el baño y la cocina. Es importante tomar  en cuenta que si hay muebles como una cama o un sofá debajo de la ventana, es aconsejable optar por persianas.

  • Estilo de diseño

Lo mejor de las cortinas es que hay muchos tipos de diseño, mientras que las persianas son muy recomendables para una decoración moderna y minimalista. Las persianas romanas se pueden hacer en tela que se puede combinar con el resto de muebles de la habitación, mientras que las persianas venecianas o enrollables son más apropiadas para una sala de estudio o una oficina en casa. La mayor ventaja de las persianas es que aportan un aspecto limpio y ordenado al espacio y se pueden fabricar en materiales como tela, yute, metal o madera.

  • Control de sonido

Las cortinas de telas densas ofrecen un mejor aislamiento acústico en comparación con las persianas, especialmente si la casa está cerca de una carretera muy transitada.

  • Facilidad de mantenimiento

Las cortinas son fáciles de mantener porque pueden limpiarse en una lavadora o pueden limpiarse en seco. Sin embargo, las persianas en su mayoría, deben desmontarse para que se puedan lavar por separado y luego volver a ensamblar. Según el tipo de persiana suelen necesitar un mantenimiento regular porque las lamas tienden a acumular mucho polvo y deben limpiarse con un poco más de frecuencia.

Ya sean cortinas o persianas, es necesario recordar que en cualquiera de los casos, estas deben mantenerse limpias y en buenas condiciones, pues esa es la única manera de garantizar mayor vida útil y que sigan siendo agradables a la vista, aportándole un toque especial a la habitación.

Otro aspecto que debe tomarse en cuenta cuando se trata de pensar en las facilidades de mantenimiento son los cables o las cuerdas de las persianas. Estos pueden enredarse debido al uso, por lo que la reparación o instalación de las persianas solo puede ser realizada por profesionales.

En líneas generales, la elección entre cortinas o persianas depende del gusto personal y del tipo de decoración que existe en el espacio. Si bien hemos dado algunas recomendaciones, siempre es importante ambientar los espacios con los elementos que más nos gusten, pues debemos sentirnos cómodos en ellos.

Si hay dudas, siempre podemos encontrar inspiración en portales especializados de decoración y buscar cuales son las recomendaciones que pueden darnos según el tipo de elementos que tengamos en el espacio. Las cortinas y las persianas son elementos que elevan la belleza de la habitación y podemos elegir la que más se encaje con nuestros gustos, haciendo comparaciones con otros elementos principales de la decoración del lugar en el que serán implementadas.