Cómo financiar las reformas de tu vivienda

Cómo financiar las reformas de tu vivienda

Cuando te decides a meterte en reformas de tu vivienda, tienes que tener bien claro algunos aspectos. Hoy vamos a analizar el de la financiación. Bien es cierto que puede ser económico si escoges una empresa cualquiera. Ahora bien, quizás la relación calidad-precio no te merezca la pena. Nuestra recomendación es que antes de comenzar, hagas un estudio de mercado de lo que vas a necesitar y de lo que te puedes gastar.

Darle un nuevo aire decorativo al interior de la vivienda, remodelar la cocina o construir una extensión pueden ser buenas opciones para ir aprendiendo antes de empezar a invertir en la compra de una nueva vivienda. Lo primero que tienes que tener es fondos de sobra. ¿Cómo se pueden lograr? Está claro que la mejor manera de recaudar fondos para realizar mejoras en el hogar es ahorrar. A menos que tu hogar necesite reparaciones urgentes, vale la pena ahorrar el dinero antes de considerar cualquier otra forma de pago. Sin embargo, como suele pasar “no me llega el sueldo a final de mes”. Por eso, hay que ponerse en contacto con terceras personas.

Y para ello hay que pedir un préstamo. Es otra forma de financiar mejoras en el hogar. Es posible que desee obtener un préstamo personal para trabajos más pequeños, mientras que un préstamo garantizado podría ser mejor si tiene planes de llevar a cabo algo más grande, como una extensión o conversión de loft. Y si la cantidad es muy grande, lo que puedes hacer es rehipotecar la casa. Ahora bien, no lo recomendamos. Y es que creemos que  es como cazar moscas a cañonazos. Mi opinión es que si necesitas tanto dinero para reformar tu casa, quizás lo que necesites es otra casa. Eso es cuestión de analizarlo.

Manos profesionales

Para realizar estas cuestiones, hay que ponerse en manos de profesionales. Llamamos a la puerta de Reta2, para que nos asesoran en estas cuestiones y sobre todo, nos digan que es lo que más se lleva en las reformas de los hogares. “Nuestro servicio de reformas integrales está basado en soluciones personalizadas, desarrolladas por los mejores profesionales para conseguir resultados siempre exitosos”, nos explican.

Cuánto vale

Ahora nos ponemos manos a la obra y buscamos cuánto puede valer una reforma integral de nuestra casa. Ya se sabe que aquí va incluido la mano de obra, los materiales básicos y los artículos nuevos, tanto materiales como elementos. Es interesante que la empresa de reformas integre los diferentes servicios requeridos en los diferentes aspectos implicados: fontanería, carpintería, pintura de las paredes, electricidad… Cuando se contrata toda la reforma a la misma compañía, la coordinación es mayor y el precio es más ajustado.

Vamos a hacer un desglose de presupuesto. Los trabajos previos son aquellos en los que se tiene en cuenta la protección de zonas comunes del edificio y el ascensor. Estos pueden valer unos 350 euros.

Las tasas para la obtención de la licencia de obras suelen estar sobre el 3% del presupuesto destinado para el material de la reforma integral. Por ejemplo, para un piso de 100 m2 y materiales de calidad media, la licencia de obra costaría unos 1.200 €.

Antes de comenzar a construir y renovar, es necesario realizar las demoliciones necesarias para despejar la vivienda. Esto puede salir por unos 3.000 euros. Por su parte, los revestimientos cerámicos cuestan más de 5.000 euros.

El mayor desembolso llega con los trabajos de albañilería. Aquí tenemos en cuenta todos los trabajos de albañilería: pladur, escayola; mano de obra de albañiles, alicatadores, yeseros, etc. Vamos a tirar a por unos 9.000 euros. Eso sí, esto ya se sabe que nunca tiene fin. Sabes cuánto das al principio, pero nunca cómo acabarás. La carpintería exterior metálica puede valer unos 5.000 euros. Y la exterior otros tanto.

Aparte de renovar toda la instalación eléctrica, has de especificar cuántos mecanismos se van a colocar, y también los modelos, materiales, etc. Otros 5.000 euros. La pintura de la vivienda y decoración no pueden faltar. En este apartado se incluyen todas las superficies que se van a pintar, es decir, paredes y techos. Su precio puede ser de 4.000 euros. Mismo precio por el que nos puede salir la fontanería y calefacción. Aquí se especifican los puntos de consumo y los materiales, y se hace la instalación de las tuberías de agua caliente sanitaria mediante caldera, calentador o termo. El precio suele incluir todo el material.

Ahora bien, todos estos conceptos económicos están sujetas a tres condicionantes: lugar de la vivienda, calidad de los materiales y cantidad de trabajo por realizar en la reforma. Por eso puede variar. Lo que está claro es que la cantidad es elevada, por eso, hay que pensarse si viene mejor hacer una reforma integral o comprarte una casa nueva. Eso ya se deja a la elección del cliente.