Un hotel como un hogar

Cuando tienes que salir fuera de casa, lo único que intentas es que al sitio donde vayas, te sientas como en casa. La verdad es que cuesta mucho, porque estamos acostumbrados a unas condiciones que no solemos encontrar. Por eso, me gustaría recomendaros los hoteles de la Cadena Mercer en Barcelona, porque la frase de sentirse “como en casa” cobra realismo aquí. No suelo ser de recomendar cosas, pienso que allá cada uno con lo que piensa, pero en este caso, me gustaría hacerlo.

Tiene hoteles en Barcelona, Sevilla y Vilafranca, además próximamente abrirá en Córdoba. Así que si tienes que realizar un viaje a algunos de estos lugares, ya puedes elegir sitio para dormir. La verdad es que yo he estado en tres ocasiones y las tres han sido como sentirme en casa. Cuando yo acudo a un hotel lo que quiero es sentirme a gusto. Y eso lo he conseguido.

Os contaré algunos detalles que me gustaron mucho. Por ejemplo, la entrada. Desde el primer momento te das cuenta de que estás en un sitio especial. Te tratan de lujo. El botones acude a la puerta te recibe y te lleva las maletas donde tú quieras. Además en recepción te tratan genial. Siempre están con una sonrisa y dispuestos a ayudar. Eso de encontrarte un palo de la escoba, se acabó. Además pregunté por una zona para ir a comer tapas y me sacaron un mapa con todo lujo de detalles. Por cierto, no sabía que en Barcelona se podía comer de pinchos tan bien. Qué rico estaba todo.

Tampoco quiero entrar en muchos detalles de la habitación, lo mejor es que cada uno lo compruebe, pero solo os diré que se cuida hasta el último detallito. Por ejemplo, en el baño tienes todo tipo de instrumentos. Fui solo, pero cuando mandé una foto a mi mujer con todo lo que nos habían puesto, ella alucinaba. El mejor secador, todos los tipos de desodorantes y cosas para lavarme los dientes. Tremendo.

El colchón

Aunque lo que más me gustó fue la cama. Como os decía, cuando sales de casa lo que más echas de menos es tu colchón. Bueno, pues en este momento es cuando te das cuenta de que lo que tienes en tu hogar es de Segunda División y lo que te ponen en este hotel de cinco estrellas es de Champions League.

Además tuve un problema con el cargador del móvil y ellos se encargaron de solucionarlo. Resulta que se me había estropeado, y lo necesitaba para poder cargarlo. Pues ellos se molestaron en buscar un cargador que valiera para mi Smartphone. Me salvaron la vida porque estaba esperando una llamada muy importante de mi trabajo y gracias  a ellos pude solucionarlo. Ya con el trabajo hecho, aproveché para acudir al estadio del FC Barcelona, el Nou Camp, porque era un sueño que tenía desde pequeño y lo conseguí.

Lo que tengo claro es que con este tipo de hoteles, no me extraña que España se sitúe entre los mejores países para pernoctar en un hotel. Al menos en esto si podemos presumir.