Reformar una casa requiere de conocimientos y profesionales.

Reformar una casa requiere de conocimientos y profesionales.

Afrontar la reforma de una casa implica tener muchas cosas en cuenta a la hora de dejarla lista para vivir según nuestros gustos y aspiraciones. Pero para realizar una reforma la mayoría de las personas se sienten perdidas,  el desconocimiento  de todo lo que implica un proyecto semejante hace que quienes se lo plantean lo sientan como algo que les viene grande.  Son pocos los que se sienten fuertes como para emprender dicha labor sin asesoramiento o sin la contratación de profesionales, lo más normal es recurrir a especialistas del sector si queremos conseguir el mejor resultado.

A la hora de emprender un proyecto como este hay que ver lo que queremos renovar de nuestra casa. No es lo mismo tener una casa que necesita una puesta a punto, o  enfrentarnos a una casa adquirida de segunda mano y que queremos reformar antes de entrar a vivir en ella. Las estancias más caras para ser renovadas son la cocina y el baño, ambas necesitan de alicatado, fontanería, electricidad y mobiliario especial. Son las estancias que normalmente los particulares no se atreven a afrontar solos y acaban recurriendo a profesionales. Otro aspecto a tener en cuenta es el quema del sistema eléctrico de toda la casa, en caso de ser una vivienda vieja, requerirá de una renovación completa para ponerla al día según la normativa vigente y según la instalación que requiera nuestra casa según necesidades de energía, en esto influye mucho si tenemos termo eléctrico en lugar de calentador de gas, placa de cocina eléctrica en lugar de cocina de gas, sistemas de climatización eléctricos como aire acondicionado, bomba de calor, emisores eléctricos…. En definitiva, es vital contar con los servicios de un profesional de la electricidad para adecuar la instalación a nuestras necesidades y evitar así hacer chapuzas que puedan poner en peligro tanto la integridad de la vivienda como la nuestra misma.

Los cerramientos del hogar son capitales para el ahorro energético

Otro tema muy importante para la eficiencia energética de la casa es el tema de los cerramientos, con esto nos referimos tanto a puertas interiores como ventanas y persianas de la casa, un aspecto de bastante peso económico. Contar con unos buenos cerramientos implica que ahorraremos en energía al evitar perder calor en invierno y conservar el frío en verano, por estos motivos es necesario realizar el desembolso inicial que supone para evitar fugas en el bolsillo posteriores. Además, desde la empresa  ISP, nos recomiendan proteger nuestras ventanas con láminas  especiales para evitar la incidencia del sol en los cristales y protegernos así del calor, evitando por lo tanto la sensación térmica elevada y por ende la necesidad de consumir más aire acondicionado. Estos láminas de control solar que protegen de los rayos UVA, además vienen muy bien para evitar la necesidad de instalar toldos, en muchas ocasiones no se contempla la posibilidad de ponerlos por norma de la comunidad de vecinos  o simplemente para ahorrarnos un dinero añadido.

Otro aspecto de peso económico y mayor carga de trabajo es la renovación del suelo del  hogar, ya sea vinilo, suelos laminados, madera o suelos cerámicos, requiere de destreza, experiencia y de un buen desembolso, no solamente porque estaríamos hablando de todo el suelo de la casa, sino porque es otro de los aspectos más caros de una reforma. Luego ya lo que nos queda en una reforma de un hogar, como cosas básicas, sería un lavado de cara en general con un tratamiento en las paredes que puede ir desde poner o quitar gotelé y una mano de pintura.

Una reforma se puede volver en tu peor enemigo

A parte de todo esto, ya quedan cuestiones menos urgentes que se pueden dejar para más adelante como la renovación de los muebles de la casa o la instalación de aparatos eléctricos como aire acondicionado, elementos de calefacción…aspectos que ua vez que ya se ha hecho lo urgente, lo más costoso, y lo más pesado de acometer, se pueden dejar para más adelante si no podemos renovarlo todo de golpe, al fin y al cabo con cosas que no requieren de obra y son fáciles de hacer. Lo que está claro es que hay cosas  que una persona sin conocimientos no puede realizar, incluso aún teniéndolos, si la necesidad y la urgencia apremia, conviene acudir a alguna empresa de profesionales del sector para que nos ayuden en el proceso. No sería la primera vez que uno mismo, a nivel particular, emprende un proyecto semejante y se le acaba haciendo cuesta arriba debido a la dificultad de compaginarlo con el ejercicio de su empleo y la familia, lo que supone que el proceso se dilate demasiado en el tiempo y se acabe sucumbiendo al desánimo.