¿Qué inmobiliaria elijo?

¿Qué inmobiliaria elijo?

La elección de una inmobiliaria muchas veces nos puede parecer más sencilla de lo que es realmente. Lo mejor, como dicen desde Inmodoñana, es optar por una agencia que nos proporcione un servicio profesional a un precio que sea razonable. Al haber subido en estos años el precio de la vivienda, realmente estamos en un sector que está en pleno auge. En la actualidad, existen más inmobiliarias de las que había antes de comenzar la crisis.

Lo que debemos saber es que el hecho de que existan muchas agencias no significa que todas ellas conozcan lo que están haciendo, por lo que muchos profesionales del sector y franquiciados recién llegados al sector creen que es sencillo vender una casa y no es así.

A la hora de saber cómo se vende una vivienda de forma correcta, donde igualmente debemos saber de impuestos, contratos y otros tipos de documentos de compra/venta. Sin duda, esta es la ventaja más importante de contar con profesionales. No solo hablamos de ganar tiempo, lo mejor es contar con una asesoría gratuita y de personas que sean las que se encarguen de hacer toda clase de papeleos, responder a las dudas, y contar con el contacto directo con las administraciones.

Vamos a ver en qué debemos fijarnos más en concreto en una inmobiliaria:

Debe tener experiencia

Esto es vital, aunque tampoco queremos decir que un profesional recién llegado no pueda hacer una compraventa. Por lo general, podemos ver distintas problemáticas que no todo el mundo sabe resolver, como con los contratos de arras. Igualmente es complicado el tema de las plusvalías municipales, distintos problemas de herencias o cuándo vendemos por un precio debajo de lo marcado por Hacienda.

La experiencia es la que da garantías de que vamos a tener profesionales capaces de dar un servicio bueno de verdad.

Valor real de mercado

Igualmente, las valoraciones que de la inmobiliaria nos tiene que dar el valor real en el mercado. Las valoraciones gratuitas de los inmuebles son el primer contacto directo de los particulares con las agencias. Aquí se estudia la situación del mercado, la vivienda y la zona, ofreciendo el precio de venta más recomendado.

Los propietarios son los que se encargan de decidir el precio final. De todas formas, un agente que sea profesional tiene que señalarnos qué precio es el real que tiene la propiedad en el mercado.

Profesionales de confianza

Por lo general, todo se relaciona con lo mismo, por lo que vamos a necesitar a profesionales que estén debidamente cualificados y de total confianza. Por todo ello los asesores inmobiliarios tienen estudios universitarios que tienen relación con el mundo inmobiliario.

Lo que hay que saber es que no solo es importante la formación, también las intenciones. Lo más importante es tener un código ético con el que evitar el engaño al cliente para lograr contar con el inmueble en su cartera.

Una buena forma de asegurar que estamos ante una buena inmobiliaria, es que leer sus reseñas en Google. Así sabremos que el servicio es realmente bueno. Si la agencia tiene muchas opiniones negativas, será que no son de fiar.

Inmobiliarias sin comisión

Hay que pensar el dinero que nos vamos a gastar en la venta. Las inmobiliarias de toda la vida cobran unas comisiones que ascienden entre el 3 y el 5%. Un porcentaje importante.

Igualmente hay que leer toda la letra pequeña, debiendo tener claro los servicios que vienen incluidos, pues muchas veces cuentan además con servicios extra que deben ser pagados aparte.

Servicios añadidos

Para finalizar, debemos conocer los servicios añadidos que existen. Un buen ejemplo lo encontramos en las inmobiliarias que tiene convenios con distintos bancos, donde es posible ayudar a encontrar financiación para muchos compradores. Aunque nos parezca que es algo no importante, nos equivocamos.

Una de la razón importante de la importancia de la financiación, es que es un problema que muchas veces tiene el comprador. Si se le soluciona, la venta del piso se va a producir de manera más sencilla.

Igualmente, también hacemos certificados de eficiencia energética o tenemos profesionales del mundo de la reforma. Con ello podemos ofertar el cliente todo lo que precisa.

Está claro que a la hora de elegir inmobiliaria hay muchas cosas que deben ser tenidas en cuenta a la hora de optar por una o por otra. Conviene tener todas en mente, pues tanto unas como otras pueden llegar a ser importantes para contar con un servicio realmente profesional y que cumpla nuestras expectativas.

Así que ya sabes, no te equivoques y confía solo en las inmobiliarias que te ofrezcan un servicio de altura.