Olvídate del ruido cambiando de ventanas

Olvídate del ruido cambiando de ventanas

Cuando una vivienda está situada en el casco antiguo de la ciudad, los fines de semana suele tener un gran problema, que es el ruido, pues normalmente es la zona de marcha para la gente joven, por lo que al final acabaras diciéndote y aconsejándote que tienes que cambiar las ventanas e instalar unas que ofrezcan el máximo aislamiento acústico posible.  Nosotros te recomendamos que te pongas en contacto con Ventabria, una empresa líder en la fabricación de ventanas de PVC y aluminio en Cantabria donde te ofrecen un aislamiento acústico de hasta 46 decibelios, con un sello común llamado FN3 perfectLock, que significa cierre perfecto.

El cambio de ventanas suele ser una reforma que lleva su tiempo, pues independientemente de que es una obra muy costosa económicamente y sucia, origina gran cantidad de escombro y polvo, así que por cuestiones lógicas hay que realizarla preferiblemente en verano. Además, es una obra que normalmente necesita el permiso de la comunidad de propietarios del edificio, pues las ventanas y todo lo que corresponda a la fachada del edificio debe aprobarlo la junta de propietarios, que es la que ha de fijar el modelo y el color de las ventanas que se van a instalar, para que en todo el edificio sean iguales. Además de tener que solicitar el correspondiente permiso o licencia de obras al ayuntamiento.

En mi comunidad, por ejemplo, a la hora de decidirnos, tuvimos en cuenta varios aspectos, pues las ventanas no son solo un elemento decorativo del edificio, sino que permiten la ventilación de la vivienda, la entrada de luz natural y nos protegen de la climatología, del ruido y de la temperatura exterior.

Existen varios tipos de material de fabricación, cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconveniente, pero los principales son

  • La madera. Su uso y utilización va cada día en aumento, sobre todo en un mercado de altas calidades, porque proporciona un ambiente cálido y acogedor a nuestros hogares. También se utiliza mucho en ambientes rústicos. Entre sus ventajas además está que ofrece un alto aislamiento acústico y térmico, y que con un tratamiento adecuado se elimina la posibilidad de penetración de la humedad, por lo que el mantenimiento es cómodo y fácil, aunque la radiación solar la deteriora.
  • El aluminio. Este es un material que permite una mayor variedad de diseños. Sus principales ventajas son que el mantenimiento es mínimo, simplemente con agua y jabón, no se deteriora, no se corroe, tiene muy buena resistencia al fuego y se puede fabricar en una amplia variedad de colores, tiene un buen aislamiento térmico y acústico, puesto que con él se puede usar un doble acristalamiento o perfiles con rotura de puente térmico.
  • El PVC es un perfecto aislante natural, por lo que es perfecto para conseguir un buen aislamiento acústico. No se oxida, no se corroe y apenas tiene mantenimiento.

ercfefgvbrthfreducida

Cuáles son los principales tipos de sistemas de apertura de las ventanas

  • Suelen ser de una o dos hojas y su apertura es lateral, por lo que ocupan mucho espacio cuando se abren, así que solo sirven para zonas despejadas o zonas libres de muebles. Su cierre es hermético, por lo que ofrecen un buen aislamiento térmico y acústico.
  • No se abren. Se utilizan cuando se quiere dar luz y vistas a una habitación, o como tabique interior.
  • Son las que se abren inclinándose hacia adentro, sin una apertura total. No permiten asomarse.
  • Su sistema permite la apertura lateral o la apertura inclinada. Esta última se utiliza para ventilar el lugar sin abrir totalmente la ventana
  • Sus hojas se desplazan lateralmente sobre un carril incrustado en el marco. Su ventaja es que no ocupan espacio, y su principal desventaja es el que son las menos aislantes, ya que su cierre no es hermético.

El cristal también forma parte de la ventana, y por lo tanto también tiene su parte en el aislamiento. Hoy en día ya todas las ventanas vienen con doble acristalamiento, pero en el mercado ya existe un nuevo sistema que aísla hasta tres veces más, así como también hay cristales de seguridad.