Los mejores trucos para limpiar en casa

Para algunos es un vicio, para otros el mayor de los problemas. La limpieza de una casa no siempre es una actividad divertida. Por eso, te vamos a dar una serie de trucos para limpiarla, que seguro que te resultan muy cómodos. Toma nota.

  • Tienes que barrer o aspira siempre antes de sacar el polvo, ya que al barrer puede levantarse suciedad que acabe de nuevo sobre los muebles. Seguro que alguna vez te ha pasado que has dicho, tanto trabajo y está todo igual.
  • En el mismo sentido, limpia de arriba abajo; si no, al repasar las zonas superiores, ensuciarás las inferiores.
  • En los objetos tipo alfombras, tapicerías, cortinas lo mejor es quitar las manchas cuando se produzcan, antes de que se sequen. Luego vas a ver que es imposible sacarlas.
  • Si al recoger la ropa tendida las guardas arrugadas, te costará más trabajo plancharla. Merece la pena tardar 5 minutos en guardarla estirada y doblada. Además si la guardas sin secarse bien, seguro que notarás un mal olor, que es muy complicado que se vaya.
  • Se programado. Establece un día para cambiar las sábanas, no todas las camas a la vez, y échalas directamente a lavar para que no se acumule la colada. Da la vuelta al colchón cada 15 días y déjalo que ventile un par de horas, así no tendrás que aspirarlo cada semana. Piensa que es muy posible que si tienes el colchón más de un mes sin cambiar y ventilar, pueden aparecer los famosos ácaros. Pueden habitar hasta 1,5 millones de ácaros de polvo que se reproducen con facilidad. Las sábanas y mantas absorben sudor y células de piel que sirven como alimento para estos bichos que ocasionan asma y varias reacciones alérgicas.

Cuando estés en el salón, lo mejor es que pongas fundas al sofá que puedas retirar y sacudir con facilidad y que sean lavables. Te costará mucho menos dejarlo perfecto.

Hay tareas que pueden hacerse cada 15 días, como limpiar los armarios por dentro, las puertas y ventanas, sacudir las paredes, repasar a fondo las lámparas… Establece un calendario mensual para que no coincidan.

En la cocina

Lo mejor es barrer después de cenar, así no se irán acumulando ni migas ni pelusas en el suelo. Hay que sacar cinco minutos para hacerlo.

Tres veces a la semana pon en el microondas un vaso con agua y limón. Ponlo en marcha y deja que se cree vapor. Luego solo tendrás que repasar con la bayeta y secar. Vas a notar que dura más y sobre todo, que no tiene olores.

La recomendación es que protejas los armarios, baldas y cajones con papel de cocina o plástico. Cuando estén sucios, los cambias y listo. Ya verás como toda la suciedad y grasa se acumula en los papeles y no en los muebles.

Cubre el suelo frente a la zona de fuegos con una alfombrilla y evita dejar huellas de grasa por toda la cocina. Así toda la grasa de la cocina caerá allí.

En el baño

Después de cada ducha seca la mampara con un paño de algodón que no deje pelusa; así evitarás que la cal se incruste y que luego tengas que dedicarle más tiempo.

Echa vinagre a los sanitarios una vez a la semana, quedarán perfectos casi sin esfuerzo.

Aprovecha para secar los azulejos con un paño cuando se ha creado mucho vapor en el cuarto de baño, por ejemplo, tras salir de la ducha. No te costará nada dejarlos perfectos.

Por último, para que no se queden empañados los espejos, algo que es muy habitual, usa muy poco spray y un paño que no deje pelusa. Un consejo, limpia con vinagre diluido en agua templada y seca con papel de periódico. Seguro que va muy bien.

Esperemos que te hayan servido de ayuda, aunque nuestra recomendación es que de vez en cuando, confíes en profesionales como Limpiezas Velasco,  quienes además de limpiar desinfectarán tu vivienda de arriba a abajo. Este tipo de acción puede hacerse a diario o semanalmente en empresas de hostelería y similares, y cada seis meses en viviendas particulares. Además, muchas veces, si no tienes tiempo o simplemente no eres capaz de limpiar por cuestiones físicas, lo mejor es confiar en estas empresas que te dejan la casa como los chorros del oro.