Enciendan el aire acondicionado en 3, 2 ,1…

Llega el verano y con él el calor, que a veces viene muy bien pero otras, en algunas provincias de este país, es insoportable. El año pasado hubieron zonas donde se superaron los 40 grados centígrados y lo peor no es eso, lo peor es que en la costa levantina, que es famosa por ser muy húmeda, el calor se te mete en los huesos, el aire es irrespirable y la sensación térmica, a pesar de estar a 38 grados, puede llegar a ser de 43 o 45 grados centígrados. El infierno en la tierra.

¿Y qué es lo que pasa? Pues que cuando empiezan a subir las temperaturas demasiado los hogares españoles encienden el aire acondicionado, ese bendito electrodoméstico que nos salva del intenso calor de agosto pero que nos cuesta un ojo de la cara porque la factura de la luz asciende, esos meses, notoriamente. Así que antes de que eso pase y empecemos a llorar por los rincones, vamos a ver algunos consejos para ahorrar con el aire acondicionado.

shutterstock_420885436reducida

A tener en cuenta…

Para empezar, lo primero que tenemos que hacer siempre, es revisar el aparato. Ante cualquier fallo el coste energético podría subir exponencialmente así que merece la pena esa revisión.  Uno de los fallos más comunes es el desgaste de tuberías o incluso el embozo. Si el aparato tiene muchos años se ha podido ir acumulando suciedad, ácaros y polvo en la tubería provocando que el aire salga con menos fuerza y tendamos a bajar los grados por lo que al final el motor está trabajando el triple de lo que luego nos acaba llegando a nosotros. Si tenéis dudas del estado de vuestras tuberías podéis comprar estos tubos para aire acondicionado en Repolen, una empresa que vende recambios y repuestos de PPR a buen precio.

Otro buen punto a tener en cuenta es la edad de tu aparato. Si es muy viejo es posible que su eficiencia energética no sea la deseada así que a lo mejor deberíamos plantearnos sustituirlo por otro más moderno. Un equipo de aire acondicionado eficiente consume menos energía, y por tanto, menos electricidad. Podemos ahorrar hasta un 60% de electricidad con un aparato clasificado A++.

No intentes refrescar la estancia de golpe poniendo el aparato a 19 grados y luego lo subas a los 24 recomendados. Realiza un enfriamiento progresivo, puedes optar por un equipo con tecnología inverter. Espera entre 5 y 10 minutos antes de encender el aire acondicionado cuando llegues a casa o al trabajo y apágalo 30 minutos antes de salir.

No enciendas y pagues el aire a menudo, es mejor que lo mantengas encendido a una temperatura más alta, así evitarás un sobre-esfuerzo por parte del equipo que le haga consumir más energía. Si te vas a ausentar varias horas apágalo del todo, para evitar un consumo continuo.

Evita abrir puertas y ventanas mientras el aire acondicionado esté funcionando para evitar pérdidas de energía. Corre cortinas y baja persianas en las horas más calurosas para evitar el sobrecalentamiento de la casa y ventila en horas de menos calor, aprovecha el aire exterior para refrescar la estancia. Haz una limpieza de filtros que aumentará y mejorará el rendimiento del equipo de aire acondicionado.

Y sobre todo, si la orientación de vuestro edificio hace imposible escapar del sol, pensad en una reforma de estancias para pasar, en verano, la mayor parte del tiempo en las zonas más frescas de la casa. Contactad con consumariño.com, una empresa de reformas que es una muy buena opción, tanto por sus presupuestos económicos como por sus excelentes trabajos.