¿Cuánto dinero vale una reforma integral?

¿Cuánto dinero vale una reforma integral?

Me ha costado más el perro que el galgo. Un refrán muy castellano y que siempre está presente cuando se nos pasa por la cabeza hacer una reforma en casa. Y es que nunca se sabe si te puede salir más cara realizar una reforma total, parcial o tirar por la calle del medio y comprar una vivienda nueva. Y tampoco es lo mismo reformar un piso antiguo que algo moderno. Es muy importante que, a la hora de contactar con un profesional, te asegures de la seriedad, cualificación, profesionalidad y referencias de la empresa en cuestión.

La mejor forma de conocerlo es viendo qué han hecho en otros lugares. Hoy contactamos con Reforma Integral Granada para que nos pongan ejemplos de las obras realizadas, ya que seguro que será una guía para conocer más.

Vamos a conocer el antes y el después de la reforma integral de un piso en calle Obispo Hurtado.  La obra duró dos meses y medio, una media de tiempo muy confortable, si se ve lo que puedes encontrar por ahí. En este caso, fue una reforma integral, donde la ampliación a la terraza tenía filtraciones y en mal estado. Por lo tanto se demolió y se rehizo integrándola completamente a la vivienda. Con nueva distribución y ampliación del baño, el cliente quedó  tan contento que también solicitó a esta empresa para la obra de su hijo. En total fueron 1440 horas de trabajo en una superficie de 100 metros cuadrados. El precio fue de 15.000 euros.

Ahora nos vamos hasta Granada para conocer la reforma de un piso realizada en Camino de Ronda. La obra incluía la reforma completa del piso tanto del baño como de la cocina, salón, pasillos, suelos para un área de 100 metros cuadrados con diseño de cocina, carpintería, luces y sombras y mejor de la calefacción. En total, más de 5000 euros.

Ahora bien, no solo las reformas integrales se realizan en los domicilios, también se pueden hacer en establecimientos. Es el caso de tiendas dedicadas a la joyería o a la restauración. Aunque en ese caso, los detalles suelen ser más concretos y concisos.

Diferencia con una rehabilitación

Una vez que tenemos sobre la mesa varios casos, es el momento de conocer más en profundidad cómo es una reforma integral. Ojo, no confundir con una rehabilitación de una vivienda. La rehabilitación es reparar todo aquello que esté en mal estado o sea indispensable modificar. Aquí se incluyen puertas rotas, paredes con humedades, suelo en mal estado, etc. Se podría decir que reformar es cambiar algo que no está como nos gusta, mientras que rehabilitar sería deficiencias o desperfectos.

Consejos

Hay que estudiar la situación de una vivienda y tener muy claras las necesidades que tenemos. Hay que analizar toda la vivienda para determinar qué tipo de reforma quieres llevar a cabo: si quieres ampliar una estancia, cambiar la distribución, tirar un tabique, entre otros.

Otro de los aspectos importantes a la hora de efectuar una reforma integral en tu casa es el de definir el espacio, los acabados y los materiales. Hay que saber con el presupuesto que contamos.

Al final, el presupuesto es una de las partes más importantes de nuestra reforma integral. Y es que si no tenemos capital suficiente de nada sirve pensar en cotas mayores. En este sentido, es indispensable que la empresa con la que has contactado te entreguen un presupuesto completamente desglosado. Hay que saber perfectamente dónde se te irá más dinero por si tienes que hacer modificaciones.

El último consejo es que te involucres. No seas de esas personas que dejas las llaves de tu casa a un desconocido y no quieres saber nada hasta que haya terminado. Tu casa es la que será modificada, por eso siempre debes participar en el proceso. Tienes que estar presente, dar ideas, supervisar que se van consiguiendo tus objetivos en cada etapa es muy importante. Y no tengas miedo a protestar, recuerda que tú eres el que pagas, y si tienes que pedir exigencia, pues lo tendrás que hacer.

Ya has visto que hay que saber muy bien las palabras y términos, o por lo menos tener una idea de cómo solicitar los servicios a tu empresa de confianza de reformas, para que los arquitectos y diseñadores entiendan a la perfección tus aspiraciones, hay que ser preciso con lo que se pide. Y es que al final, la reforma integral de una vivienda es una obra que incluye todo lo que constituye una casa. Y eso hay que tenerlo controlado.