Crece el presupuesto destinado a la vivienda en Madrid

Crece el presupuesto destinado a la vivienda en Madrid

El sector de la vivienda lleva meses en proceso de recuperación según los expertos, y parece que los datos lo avalan. Según un estudio de Casaktua, el presupuesto que destinan los madrileños a la compra o alquiler de una vivienda se ha incrementado un 19% de promedio en los últimos doce meses, por encima de la media española situada en el 12%. Y es que es curioso ver cómo la vivienda sigue siendo en la mentalidad española una de las principales prioridades para la población, que tienda a ahorrar en otras cosas pero que desea contar con su casa en propiedad. Por ejemplo, ahorramos en ocio, incluso en los recambios del automóvil, ya que todos sabemos que comprarlos en perfecto estado en Desguaces Fotingo de forma online nos resulta más barato que hacerlo en la casa oficial, pero eso sí, el techo es uno de los elementos más importantes, incluso entre los jóvenes. Preferimos pasar alguna penuria antes que dejar de pagar la hipoteca.

Pues bien, volviendo a Madrid, la comunidad autónoma que nos ocupa, aquí la cuantía media para adquirir un inmueble se sitúa ahora en 306.000 euros, es decir, un 28% más que en 2015, cuando esta cifra estaba en 238.000 euros. A pesar de este aumento, el informe revela que el 54% de los españoles reconoce no tener presupuesto para adquirir una vivienda de más de 150.000 euros, un porcentaje que el año pasado era del 61%. Además, la diferencia por sexo es notable. Mientras las mujeres disponen de un presupuesto medio para la compra de 175.000 euros, los hombres cuentan con 237.000 euros (un 26% más).

En 2016, el índice ha situado el ahorro medio de los madrileños en el 37% sobre el coste del inmueble que quieren comprar, de lo que se desprende que pocos esperan contar con el 100% de financiación en el momento de adquirir una vivienda.

El precio ya no es un problema

De todas formas, aunque sigue siendo importante, el precio ha dejado de ser el principal obstáculo a la hora de encontrar nueva vivienda para los españoles, sobre todo si se opta por la compra. El hecho de encontrar un inmueble que se ajuste a lo que realmente se busca es, a día de hoy, el freno más importante. Otros inconvenientes, pero ya a más distancia, son el sobrecoste de los impuestos y otros gastos y la creencia de que el precio de la vivienda seguirá bajando, que en el último año ha descendido del 30% al 18%. La Comunidad de Madrid, por su parte, encuentra como principales frenos el hecho de no poder encontrar un inmueble que cumpla con todo lo deseado, y el precio de la vivienda, ambos con un 37%.

El piso es la opción más buscada por los españoles (46%), mientras que el 17% se decanta por una casa independiente y el 16% por un apartamento de un dormitorio. Estos datos apenas han variado desde 2015. Entre las razones para mudarse están tener más espacio o más habitaciones; trasladarse a una vivienda con más extras (piscina, patio, terraza, jardín, etc.); irse a una zona mejor; tener una vivienda nueva o más moderna; y adquirir una casa más bonita.

El 74% de los que buscan cambiarse de vivienda empezaron a mirar en los dos últimos años y medio: un 37% no lleva ni un año, el 26% lo hace desde 2015 y el 11% comenzó con la búsqueda en 2014. Existe un porcentaje bastante amplio (21%) que lleva buscando vivienda desde hace 4 años o más. La mitad de estos comenzaron en el periodo anterior a la crisis y un 7% en los primeros años de la misma.

Segunda residencia

El 29% de los encuestados afirma contar con una segunda residencia. De este grupo, el 63% la compró antes de la crisis y el 37% entre 2008 y 2016. ¿Dónde están situadas estas viviendas? 6 de cada 10 se encuentran en el interior: el 26% en zona urbana y el 32% en zona rural. Entre el 71% restante que no dispone de segunda residencia, el 22% está en búsqueda activa, la mayoría de ellos (62%) en zona costera.

El perfil de las personas que están buscando una segunda residencia, corresponde, sobre todo, a familias extensas (28%) y con perspectivas de tener más hijos (33%), de 25 a 35 años (29%), con alto nivel de estudios y categoría profesional (27%), y que viven en ciudades de entre 200.000 a 1 millón de habitantes (28%).

Por comunidades, los españoles que más cuentan con una vivienda secundaria son los madrileños (37% son propietarios de una segunda residencia y el 19% están buscando una) y valencianos, seguidos de los vascos, navarros y baleares. Mientras que Cantabria, Asturias, Aragón y Castilla-La Mancha se corresponden con las regiones con menos propietarios. Sin embargo, son precisamente los habitantes de estas comunidades los que más están pensando en adquirir una segunda residencia.