Me voy de vacaciones: ¿Qué hago con mi mascota?

Cada vez somos más los que tenemos mascotas y no sabemos qué hacer con ellas cuando nos tenemos que ir de vacaciones. Hay algunas recomendaciones básicas. Por ejemplo la de dejárselo a padres, amigos o vecinos, pero no quiero poner en ese compromiso. Y tampoco creo que mucha gente esté capacitada para cuidar de un animal.

Ahora está muy de moda lo de hoteles donde puedes dejar a tus animales, son los denominados destinos pet-friendly. Al hacer tu reserva no olvides comentar que vas con tu mascota, especificar la raza y su peso para que confirmen que serás bienvenido. Después contactar con el hotel por teléfono o por email para confirmar que llevamos una mascota y así evitar malos entendidos sobre condiciones más específicas.  En España hay muchos sitios con alojamiento ‘low cost’ para perros y gatos.

Y es que en algunos hoteles tu amigo debe permanecer en ciertas zonas de la casa o le están prohibidas zonas comunes. También debemos estar muy pendientes de que nuestro perro no moleste ni ensucie o destroce el mobiliario, así seguramente serán más los alojamientos que abran sus puertas a nuestros animales de compañía. Si no, otra opción es que te vayas a ver animales salvajes a un país africano.

Sin embargo, mi principal recomendación es que no dejes a tu mascota en ningún lado. Lo mejor es llevártela contigo. Hay empresas de transportes de mascotas, como Star Cargo, que lo realiza con todo tipo de detalles. En los foros y páginas web sobre mascotas, la información sobre el transporte de animales internacional por avión es, por desgracia, escasa y equivocada en muchos casos, por eso queremos aclararte algunas dudas para tu tranquilidad.

El envío se basa en  encontrar el trasportín adecuado para el viaje, en función del tipo de animal, de su tamaño y de las características que piden las compañías aéreas. El trasportín adecuado en el transporte internacional de animales también es importante para el presupuesto, ya que la tarifa de envío se calcula en función del volumen que ocupa dentro. Una medición equivocada ocasiona un presupuesto erróneo y eso provoca que la compañía aérea rechazará el envío, en caso de que el trasportín sea demasiado pequeño.

Envío en cabina

Esta opción es la mejor si se tiene la posibilidad de que alguien acompañe al animal, ya que es la más económica, pero si no se tiene esta posibilidad o la compañía aérea no lo permite, entonces hay que mandarlo como carga. Si llevas a tu animal como pasaje tienes que contactar con tu agencia de viajes o directamente con la compañía aérea.

Envío en bodega

Si envías a tu animal en bodega tienes que contratar los servicios de una agencia. Parece difícil creer que haya gente que piense que los animales viajan en las bodegas como si fueran maletas. Por supuesto que no es así, el animal no pasará frío. Se realiza en bodegas presurizadas y acondicionadas, igual que los pasajeros. Como puedes ver, hay muchísima desinformación en este tema. Algunas compañías aéreas prohíben expresamente la sedación en el transporte de animales domésticos, pues, al aplicar la sedación, baja la presión sanguínea que, con la altitud del vuelo, también bajará, ambas bajadas de presión podrían ocasionar un paro cardíaco al animal.

Como puedes ver, hay todo un mundo en este tema. Lo que está claro es que si te pones en manos de profesionales, no hace falta que durante tus vacaciones tengas que estar sin tu mascota. Ahora es posible que ella también disfrute de estos días de relax.