Jardines en miniatura impresos en 3D

N6zSzD7c

Y las nuevas modas siguen llegando hasta nuestros hogares, a todos, ninguno se salva, porque hay modas para todos los gustos y bolsillos. Lo último de lo último en decoración del hogar son unos jardines en miniatura cuyo diseño se ve plasmado en una impresión en 3D.

La mayoría de los diseñadores de este tipo de jardines son anglosajones y su última exposición va recorriendo diversas ciudades del mundo bajo el lema “10 bog designers, 10miniature gardens”, es decir, diez grandes diseñadores, diez jardines en miniatura. Por lo vito es lo último en docoración de casas lujosas y ya hay varias celebrities que le han echado el ojo a estos miniecosistemas.

En mi opinión donde esté un buen jardín donde disfrutar realmente de tu tiempo libre en un pequeño espacio de naturaleza y bienestar que se quiten las miniaturas, pero ya se sabe eso que dicen de que cuánto más dinero se tiene más excentricidades se hallan. Los jardines son lugares de relajación, un pequeño espacio único y privado donde tener un pequeño contacto con la naturaleza o simplemente un lugar donde alejarse un poco del mundanal ruido de las ciudades más estresantes.

Supongo que estos diseñadores tridimensionales habrán creado obras a tamaño natural antes de adentrarse en el mundo de las miniaturas pero no hace falta irse hasta Inglaterra o Australia, lugar de procedencia de estos artistas, para encontrar grandes diseñadores de exterior. Como diseño de jardines en Alicante destacaría la empresa Luxury Center que, con años de experiencia que avalan su trabajo, tienen la capacidad y la infraestructura necesaria para encargarse de todo, desde el diseño hasta la construcción de espacios, mobiliario de exterior y, por supuesto, jardinería.  Estoy segura de que cualquiera de sus jardines no desmerecerían nada al lado de las excentricas miniaturas en 3D que ahora parecen estar de moda.

Y es que por muy bonitos que sean estos minijardines no pueden decirme que será igual de valioso e impresionante algo que se imprime en unas 6 horas que un jardín cuya creación puedo asegurar que lleva muchísimo más tiempo y mano de obra, porque por mucho que me imagine un jardincito precioso de estos en el salón de mi casa nunca lo preferiré a una construcción de obra nueva en Alicante, donde prácticamente se puede ver el mar desde cualquier rincón.

De todos modos no os penséis que cuando digo que es un jardín impreso en 3D os estoy diciendo que se imprime con papel o cartón colorido y ya está, no, tampoco es así. Se trata de varios materiales que imitan el resultado y acabado de las plantas naturales, piedras, tierra, etc. Es, prácticamente, hacer una maqueta de madera, decorando estructuras hechas a mano sólo que mucho más rápido y con menos trabajo. Además, si hay algo que tienen bueno es que la impresión 3D permite mediciones y detalles más precisos que los que se podían hacer hasta ahora del modo tradicional.

Según los diseñadores esta impresión proporciona una salida creativa a través de la cual explorar el diseño de jardines y, en este sentido, supongo que para el sector es un gran avance.

Deja un comentario