Consejos legales para viajeros

A pesar de que las vacaciones están acabando para muchos ciudadanos, para otros están justamente a punto de empezar. Debido a que tanto como instituciones como empresas grandes reducen su actividad en agosto, mucha gente coge las vacaciones durante este mes. Pero esto no quiere decir nada.

Muchos otros trabajadores hacen todo lo posible para evitar coger las vacaciones en agosto, dado que las aglomeraciones, los atascos y las subidas de precios en destinos turísticos, hacen que tengas que pensarte dos veces viajar en estas fechas. Pero por el contrario, en septiembre las cosas cambian.

El tiempo da un poco tregua, y el calor deja de apretar tanto como en julio en agosto. Las playas y las ciudades turísticas se vacían un poco, en comparación con agosto. También los precios bajan un poco durante en septiembre, debido a que los hoteles no tienen tanta ocupación. Estos son dos de los principales motivos de porqué coger vacaciones en septiembre.

Pero seamos realistas, cojas las vacaciones en agosto o septiembre, siempre pueden surgir problemas en las vacaciones. Pueden ocurrir varios problemas, desde tener un retraso a la hora de coger un vuelo, hasta problemas con los servicios hoteleros. Y siempre es necesario tener en cuenta ciertos consejos que hoy vamos a contaros

Estar preparado te ahorra muchos problemas

Existen ciertas pautas a seguir a la hora de preparar un viaje, independientemente de si lo preparas por una agencia de viajes o lo haces por tu propia cuenta. Guardar la información es muy importante y disponer de ella durante el viaje es vital, ya que las ofertas contratadas vinculan a la empresa.

Es decir, si contrataste una habitación con vistas al mar o la montaña, y cuando llegas al hotel a hacer el check in te encuentras con una habitación con vistas a un patio interior, tienes derecho a ser trasladado a una habitación con vistas al mar o a recibir una compensación. Leer la letra pequeña también es importante, y por eso es necesario guardar toda la documentación y llevarla al viaje.

Por este motivo, muchas empresas deciden elegir un alojamiento por encima de la media, aunque el precio sea mayor. Estos hoteles dan un servicio al cliente muy bueno, ya que la calidad del servicio es lo primordial. Es el ejemplo del hotel Mercer Sevilla, situado en el corazón del centro histórico de la ciudad, este hotel está pensado para satisfacer la búsqueda de exclusividad y de una experiencia singular, lo que sin duda le diferencia de sus competidores.

Respecto a los retrasos con los vuelos y las pérdidas de maletas, hay que decir que la regulación favorece en gran parte al consumidor. El gran problema es conocer la regulación, ya que sino nos queremos meter en un laberinto de leyes puedes quedarte sin conocer tus derechos. Cada compañía puede tener políticas diferentes, pero existen derechos que son comunes, y que AENA los explica muy bien aquí.

Por último, vamos a hablar de los seguros de cancelación, ya que siempre se ofrecen como complemento, y no queda claro cuándo es recomendable contratarlos. Estos seguros son recomendables cuando se reserva un viaje con mucha antelación, y existe una posibilidad de que por algún motivo deba de cancelarse. Este seguro cubrirá estas situaciones, teniendo en cuenta que dependiendo del seguro puede haber un límite de tiempo para comunicar la cancelación.

Dado que durante las vacaciones se suele pagar con tarjeta por comodidad, no está demás comprobar los límites de gasto diarios. Puede que se realicen varios pagos importantes durante un día, y se llegue a una cantidad límite, y es entonces cuando necesitas pagar con la tarjeta y no puedes por haber alcanzado el minimo diario.

En conclusión, los viajes están para disfrutar, ya sea en julio, agosto o septiembre. Y para ello debemos tener la seguridad de viajar con todo preparado para el caso que ocurra cualquier imprevisto. De esta manera nada ni nadie podrá aguarnos una más que merecidas vacaciones..